fontanero desatascador en

Fontanería Reparación Blc
Atendemos por igual todos los trabajos de reformas por lo pequeño que sea, contacte con Reforma PRO sin compromiso si está interesado en realizar una reforma en su casa, local u oficina. Primero… porque es completamente nuevo en Madrid -abrió sus puertas hace apenas 2 meses-, con lo que lo estrenaréis vosotros. María Libao -gerente del Sushiwakka- es conocida en Madrid por disponer de locales realmente atractivos y vistosos que los comensales disfrutan a la vez que degustan sus platos.

La máxima de todos sus restaurantes se resume en intentar mantener una relación calidad precio de primer orden, moviéndonos en diferentes intervalos de precios según el local que nos ocupe. La primera, a base de gambas y aguacate envueltos en topico, y la segunda en su versión picante.
Nosotros -los tres cucharetes- no podíamos dejar pasar la oportunidad de experimentar su oferta líquida” en primera persona, así que nos adueñamos de la barra mientras esperábamos a nuestros invitados, Roberto y Mari Luz, que ya muchos conocéis de verlos inmortalizados de por vida en algunos de nuestros artículos. En el área más esquinada, tras la superficie de la barra, se encuentra el jefe de estación.
De los más ricos que llegaron a la mesa, y cierto es que lo vimos también en mesas vecinas… se nota que funciona muy bien en el local. Y para servidor, FlashBack, un Mojito de Frutos Rojos apasionante en el que brilla el baile conjunto de ron, lima, frambuesas, moras y arándanos negros en una mezcla de lo más dulce. Ingredientes frescos hasta el punto que este tipo de cocina nos puede permitir en plena ciudad. Una barra a modo de Kaiten Sushi en la que disfrutar de un picoteo a ritmo desenfadado bajo el encanto de negros, grises, azules y violetas. Un arándano entero en su interior hace que brille con personalidad ante nuestros ojos.
Incluso podremos confraternizar con nuestros camaradas de barra bromeando sobre quien hará entrar en los hangares al próximo tren. Soy testigo de la supremacía en mi paladar de la primera, más ácida y apropiada para los entrantes. Tintos de las D.. Vinos de Madrid -y es que los hay, y excelentes, merecedores de grandes premios-, Navarra, Manchuela, Ribera de Duero Rioja. En cualquier caso, con un volumen correcto para el concepto de establecimiento en el que nos encontramos. Nuestro viaje no se centra en un trayecto directo, sino en toda una aventura de múltiples paradas.


Cuenquitos de porcelana en forma de lágrima esperan con impaciencia a que se sirva salsa de soja en su interior. Una posibilidad es elegir su menú degustación al asequible precio de 21€ por persona + IVA y otra escoger individualmente cada uno de los platos. El atento servicio se nos muestra dispuesto a aconsejarnos en cualquiera de nuestras dudas culinarias. Apto para los amantes del pescado en su propia esencia presentado en 3 cortes de cada variedad. Claro que, para mi sorpresa, una pareja que acaba de ocupar espacio en la mesa consigue apasionarme por completo.
La calidad de la materia prima se encuentra en consonancia con su precio en carta, teniendo en cuenta el entorno y la zona en la que nos encontramos. Y, de esta guisa cierra la primera de las etapas el Sushi de Pavo Tepanyaki, cuya presentación en maki rodeado de arroz y envuelto en el alga apropiada, hace la delicias de nuestros ojos como introducción a lo que consigo disfrutar con él una vez lo degusto. En su interior una curiosa mezcla de pisco, lima, pepino, soda y sirope de azucar.
Bañados todos en salsa teriyaki que cuenta con mirin, azúcar, salsa de soja y sake en su fórmula. Siguiendo el hilo más sobrio y apartado de la innovación, conseguimos llegar al clásico de los clásicos en su versión más oriental. Carne de suficiente calidad apropiada para su precio de lista, que en este caso supone 16€ + IVA. A modo de comienzo del fin, el primer obsequio consiste en un Helado de Té Verde.
Esta Tarta de manzana recién hecha con helado de vainilla, elaborada artesanalmente en la zona fría de la cocina, merece especialmente la pena. Grandes rodajas de auténtica manzana en una composición fina y de especial ligereza. Me parece un detalle que cuando te reciben, lo hagan con flores, es como si me dijeran: Estás en tu casa”. De frente, nos encontramos sus dos barras, la de sushi y la de drinking”, y a la izquierda la zona de sala. Primero, vamos a detenernos en el drinking” y luego ya veremos el resto porque yo creo que merece la pena. En general es bastante clásica, pero incluye alguna que otra referencia poco común, así como 4 entradas de champagne.
Para su elaboración cuentan con primeras e inaccesibles marcas, lo de inaccesibles ya no es tanto por el precio, sino por la dificultad que cualquier mortal encontraría a la hora de adquirirlas, pues sólo se distribuyen en determinados locales muy in” en los que se unen estilo y clase. Nosotros ya sabéis que si culo veo culo quiero”, de modo que nos bastó ver a un grupo pidiendo unos cócteles para pedirnos el nuestro. Ahora hago un alto en el camino para decir que… ¡por fin he encontrado el cóctel de mi vida!
La verdad es que con un buen cóctel en las manos la espera de nuestros acompañantes se hizo muchísimo más llevadera, ¡dónde va a parar!. Junto a la zona del drinking” se encuentra su barra de sushi - FlashBack y Rayo os la muestran en sus secciones- con capacidad para 12 comensales, cuya característica principal es el kaiten zushi”, que en cristiano es esa cinta transportadora tren de sushi, de donde uno va cogiendo lo que le apetece y en el orden que estime oportuno. De sus paredes no cuelgan cuadros, aunque se muestran amenizadas por unas proyecciones del fondo marino lo que en cierta forma da vida a la estancia.
La distribución es la que ya viene siendo habitual en la mayoría de restaurantes, mesas modulares de dos que se van acoplando unas a otras dependiendo del número de personas. Pero independientemente de las tonalidades, lo que no me cabe la menor duda es que la iluminación está muy lograda gracias a la perfecta ubicación de halógenos dirigidos al centro de la mesa, se ve, pero no molesta a los ojos. Prácticamente son lo mismo, gambas y aguacate envuelto en topico, la diferencia es que el especial picaba, muy levemente, pero picaba. Lo que tomamos en la barra antes de la cena, fueron otros 3 cócteles a 7 € cada uno.
En las dos fotografías que os muestro a continuación aparece la omnipresente salsa de soja seguida del Sushi de pavo tepanyaky, me gustó mucho, porque el sushi, para quien no lo sepa, no es sólo de pescado, y ésta puede ser una excelente elección para los más reticentes a este tipo de comida. Roberto sujeta Sushi especial de Tataki de pato con salsa ikura y Sushi de dos huevos -huevos duros y huevas de pez volador-, nuevamente se me hace difícil elegir porque cada uno en su estilo me supieron bien, de modo que aconsejo ambos.
Pero seguimos con los fríos, en la imagen os muestro media ración de Sake Uramaki, llamadlo así … aguacate, queso filadelphia, arroz y todo ello envuelto en salmón. Comenzamos con una Tempura japonesa, ése era el nombre, en realidad era una tempura de verduras. A lo tonto a lo tonto, estamos en los postres… que en el Restaurante Sushiwakka han sabido tratar convenientemente.
Tampoco faltaron en la mesa, un sabroso Yakitori de pollo -pollo a la plancha con salsa teriyaki- y un Solomillo Teppanyaki -del que me sorprendió la calidad de la carne-. En primera línea de salida una riquísima Tarta de manzana recién hecha con helado de vainilla. En el Sushiwakka han sustituido el crujiente de galletas por un fino bizcocho, y el resultado es para disfrutarlo.
Plato a plato esa idea preconcebida se fue diluyendo hasta llegar al punto en el que puedo decir que efectivamente el Restaurante Sushiwakka es un local de nueva apertura, que es moderno y desenfadado, pero también puedo añadir que allí se sirve sushi con una buena relación calidad-precio. Creo que en un comedor social hubiera comido menos acompañado” por las personas de las mesas colindantes.